sábado, 25 de diciembre de 2010

Cursos Regulares de Reiki - Inicio: Febrero de 2011

Está abierta la inscripción a los cursos regulares de Primer, Segundo y Tercer Nivel de Reiki (Entrenamiento Avanzado) correspondientes al año lectivo 2011.

La modalidad será quincenal, en un formato de clases teóricas y prácticas intercaladas que permite aplicar en una clase todo lo aprendido en la anterior.

La invitación está dirigida al público en general que quiere comenzar este nuevo camino de equilibrio personal y a quienes ya son mis alumnos en la actualidad y quieren continuar avanzando a través de él.

Para mayor información, visitá:



Imagen: pink67_2010

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Lo que deja el 2010

Personalmente fue un año de enorme crecimiento personal y profesional.

Como Maestro de Reiki logré la invaluable independencia profesional, la cual me comprometió aún más con mis alumnos y pacientes, generando un ámbito de intimidad, estabilidad y confianza, sostenido cooperativamente entre ellos y yo.

Tuve el honor de encontrarme con mucha gente comprometida a cambiar sus vidas y con un genuino interés en este método energético de equilibrio personal, teniendo la certeza de que verdaderamente ya no iban a ser los mismos de antes y que a partir de ese momento iban a tener una valiosa herramienta para elegir estar cada día un poco mejor.

Aprovecho esta oportunidad para agradecer a todos aquellos alumnos y pacientes que confiaron en mí para guiarlos hacia ellos mismos, es decir, mostrarles el camino que los lleva hacia su propia guía interior, la única que sabe verdaderamente qué necesitan para sentirse plenos; ese es el verdadero propósito del Reiki y de cualquier terapia holística.

Para quienes estén entrando en contacto con Reiki por primera vez a través de este artículo quiero decirles que si se lo permiten, este método va a ofrecerles la llave a un camino de equilibrio personal que cada vez será más notorio, a través de un recorrido sencillo y natural.

Al aumentar nuestra energía personal lo que hacemos es mejorar nuestra salud física, lograr claridad mental, estabilidad emocional, sanar nuestras relaciones, nuestro pasado, y cuando todo ese "ruido" se calme, escuchar nuestra propia guía; actuar de acuerdo a sus intereses (los nuestros) se convertirá en el hábito más sano que podamos adoptar en nuestras vidas.

Nuevamente muchas gracias a mis alumnos, pacientes, visitantes de este blog y a todas aquellas personas que me ayudan constantemente a ofrecer un servicio de calidad, comprometido y honesto, que es el único modo de enseñar y practicar Reiki que conocemos todos aquellos Maestros que nos dedicamos a esta práctica por pasión.

Imagen: Máximo López

domingo, 21 de noviembre de 2010

Expo Integrativa - Sábado 20 de Noviembre de 2010

Agradezco la invitación para participar de este evento a sus organizadores André Luiz Oreglia y al personal de CIATA/ANDARES que puso a disposición su infraestructura para recibir a los expositores y a la gran cantidad de público que se acercó a su edificio de calle Mendoza 2272 .










martes, 19 de octubre de 2010

::: Último Curso Regular del Año :::


Si desde hace tiempo tenés ganas de estudiar Reiki y por distintas razones lo postergaste hasta el día de hoy, tenés la oportunidad de inscribirte en el último Curso Regular de Primer Nivel de 2010.


Comienzo: martes 2 de noviembre de 2010


sábado, 2 de octubre de 2010

Silla rota en una práctica del tratamiento mental-emocional


Esto pasó mientras practicábamos el tratamiento mental-emocional con un grupo de Segundo Nivel. Como eran tres alumnas, yo participé también para poder formar dos parejas.

Habíamos desplegado dos camillas en las cuales íbamos a llevar adelante los tratamientos: quien recibiera primero posteriormente tomaría el rol de terapeuta y viceversa. Luego de hacer el repaso de la técnica, una alumna y yo nos dispusimos a tratar a las otras dos compañeras; mi alumna usó mi silla giratoria y yo me senté en una silla de plástico negra.

A poco de empezar con el tratamiento mental-emocional, comencé a bostezar y a lagrimear como suele suceder cuando doy Reiki, pero con los minutos esos síntomas se volvieron tan intensos como hacía mucho tiempo no se presentaban, lo cual me llamó la atención durante el tratamiento mismo, aunque le resté importancia por tratarse de algo habitual, salvo por su magnitud.

Cuando practicamos este tipo de tratamientos, generalmente no nos apoyamos en el respaldar de la silla sino que estamos ligeramente inclinados para poder alcanzar la camilla con facilidad, por lo que cuando terminamos el ejercicio, naturalmente apoyé mi espalda para descansarla y estirar un poco los hombros hacia atrás.

En ese mismo momento, ni bien apoyé la espalda, sentimos un ruido seco muy fuerte que nos llamó mucho la atención sobre todo a la otra reikista tratante y a mí, ya que las otras dos compañeras estaban recuperándose de la sesión. Prendí la luz y miré la silla a ver qué había pasado y nos dimos cuenta de que el respaldar estaba rajado.

Cabe remarcar que efectivamente las sillas son plásticas y no tan fuertes como unas de madera o metal, pero por la intensidad del tratamiento y por haberme apenas apoyado como cualquiera de mis alumnos que las usan durante mis clases, sumado al estruendo seco que se escuchó como si hubiésemos hecho fuerza a propósito para romperla (son sillas flexibles por naturaleza, por lo que habría que hacer mucha fuerza para quebrarlas en ese lugar), da para pensar que se rajó como consecuencia de una descarga de energía a segundos de haber interrumpido el contacto entre mi paciente y yo (los bostezos son precisamente el producto de una renovación energética que se produce en el paciente y se manifiesta en el terapeuta de ese modo). La situación fue tan llamativa que la reikista que estaba a mi lado, quien también había terminado su ejercicio simultáneamente me dijo: ¡Pero si ni te moviste!

Este tipo de manifestación, si bien es infrecuente no es del todo llamativa. Nuestros pensamientos son tan poderosos que cuando están fuera de control, sin rumbo y bloqueados, toman un volumen energético tal que unidos a un contacto físico mínimo (como apoyarse en una silla) perfectamente pueden generar que se parta de forma violenta. Al intentar modificar un hábito o creencia, no nos debe sorprender que la energía liberada de ese bloqueo (la misma que hace bostezar al reikista) genere este tipo de fenómenos. Pensemos que esa misma energía, de descargarla el paciente en sí mismo, podría generar un infarto, ACV, etc.

Es en estos momentos cuando entendemos lo importante que es encausar nuestras intenciones de forma clara ya que para plasmar una idea materialmente, primero hay que gestarla en el plano del pensamiento; el motor para concretarla será nuestra intención y el medio será nuestra acción (poner el "ki" o energía vital en movimiento).

martes, 21 de septiembre de 2010

El rol del grupo en un curso de Reiki


Un curso de Reiki regular y prolongado tiene muchas ventajas. Una de ellas es la formación de un grupo estable que se encontrará de forma periódica en cada una de las clases.

En el caso de un Primer Nivel, el grupo hace que el alumno se sienta más cómodo, que vea cómo al igual que todos sus compañeros tiene las mismas dudas, y con el correr de las clases juntos irán compartiendo experiencias lo que hará que se eleve el entusiasmo de cada uno de sus integrantes. El término "experiencias" abarca desde las transformaciones individuales de cada uno, como por
ejemplo sentirse más relajado, o reaccionar de mejor modo ante determinadas situaciones, hasta cambios más sorprendentes como pueden ser mejoras casi inmediatas a nivel familiar o en el entorno laboral, desaparición de dolores crónicos, etc.

A su vez, el grupo provee contención, por ejemplo para aquellos reikistas que todavía dudan de la efectividad de esta técnica o que por alguna razón no han tenido ningún beneficio "aparente" todavía. Ante esto, el resto de los alumnos (y el Maestro) le aportan seguridad y refuerzan conceptos tan importantes como la perseverancia y la calma. Para explicarlo más simplemente: cuando un reikista no siente todavía la manifestación de la energía o no puede detectar cambios en su vida, aunque sean sutiles, tanto el Maestro como el grupo le transmitien la sensación de "si nosotros pudimos, vos también vas a poder, es sólo cuestión de tiempo y constancia".

Con el transcurso de las clases comienzan a surgir afinidades entre los integrantes y a lo que en principio era una relación basada principalmente en el interés común de estudiar Reiki ahora se le suma una función social. Al intercambiar sus datos de contacto se comienza a generar una red de reikistas que permite practicar fuera de las clases, hacer cadenas de Reiki o simplemente encontrarse para comer o pasar el rato.

Timmy_L

jueves, 9 de septiembre de 2010

Activación espontánea del Reiki

Los reikistas tenemos distintas maneras de enfocar nuestra atención con el fin de activar y canalizar Reiki. Entre estos métodos se encuentran algunas meditaciones con el fin de activar nuestros chakras, respiraciones utilizando la visualización de colores y también disponemos de los Símbolos, los cuales cumplen cada uno una función en particular.

Todas estas herramientas se aplican conscientemente, es decir, son una manera de traducir nuestra intención voluntaria, en energía, pero podría darse el caso de que activemos espontáneamente nuestra capacidad de enviar Reiki.

Un indicador es el calor repentino en las manos que aument de forma progresiva hasta hacerse muy notorio o los bostezos, todo sin un motivo aparente; esto puede presentarse por ejemplo en una situación tan común como estar en una reunión, sala de espera, transporte público, etc. Otra manera es leyendo sobre Reiki, como por ejemplo en nuestro propio manual y también son comunes las activaciones de Reiki en las clases, solamente con hablar del tema.

En todas estas situaciones hay alguien que se sirve de forma inconsciente de nuestra energía, y nosotros del mismo modo la brindamos, probablemente en un acto simultáneo. Esto nos demuestra que la energía está ahí para cuando se la necesita, seamos conscientes de eso o no, y en ello radica el éxito del Reiki: es tan fácil conectarse con nuestra capacidad de ser canales que por momentos lo hacemos de forma involuntaria y las personas se sirven de nosotros de igual manera.

Cuando a esa condición de activar nuestra energía espontáneamente le sumamos nuestra intención de dirigirla con un fin en particular, obtenemos resultados muy importantes tanto a nivel físico, como mental, emocional y espiritual.

Imagen: jimmy q

viernes, 27 de agosto de 2010

Primer Nivel de Reiki - Nueva fecha

Por vacantes agotadas, está abierta la inscripción a un nuevo Primer Nivel de Reiki el día viernes 10 de septiembre a las 19 hs.

Para mayores detalles:


domingo, 22 de agosto de 2010

Rosario, polo regional de Reiki y terapias holísticas

Monumento Nacional a la Bandera
En los últimos tiempos, la ciudad de Rosario se ha convertido en el centro regional más importante en cuanto al Reiki y las llamadas terapias holísticas o complementarias.

Esto es sin dudas la consecuencia de un proceso de años, producto de varios factores. La economía es uno de ellos, ya que Rosario comparte con Córdoba el puesto de las ciudades más importantes del interior del país, seguidas por Mendoza y La Plata.

Sumado a los factores económicos está la densidad poblacional, ya que a mayor concentración de personas, mayor será el número de terapeutas y profesores de terapias holísticas. En el caso del Reiki, esto es muy notorio tanto en la cantidad de reikistas como de Maestros.

En la actualidad es muy común para mí recibir pacientes y alumnos de Reiki de ciudades aledañas a Rosario, como ser San Lorenzo, Fray Luis Beltrán, Granadero Baigorria, Las Parejas, San Genaro, Bombal, Máximo Paz, Rafaela, Las Rosas y Roldán, entre otras.

El hecho de que los habitantes de estas ciudades estudien Reiki (y el resto de las diversas técnicas que se enseñan en Rosario), y las difundan en sus lugares de residencia hace que la comunidad de terapeutas y profesores en los alrededores crezca rápidamente, lo que facilita el acceso de estas terapias para aquellas personas que no pueden desplazarse hacia Rosario para estudiar.

Imagen: boreritos

lunes, 16 de agosto de 2010

Visualización de símbolos mientras nos damos o recibimos Reiki

Entre las muchas sensaciones que produce recibir Reiki, una particularmente llamativa es la visualización de algunos símbolos con o sin significado aparente.

Al entrar en estados más profundos de conciencia nuestra percepción aumenta y se amplía la capacidad de conectarse con cierta información a la cual, en estado de vigilia, no podemos acceder. Cabe remarcar que experiencias similares se logran con prácticas como el yoga, las ceremonias espirituales indígenas, la meditación, etc.

Estos símbolos pueden guardar un significado más allá del inmediato y obvio, y solamente la persona que los percibe está en condiciones de entrar en contacto directo con él. El desafío entonces es darle una interpretación propia a ese elemento que por algún motivo afloró mientras nos estábamos practicando un autotratamiento o mientras recibíamos Reiki de manos de otro terapeuta.

A la hora de autotratarnos deberíamos tener lápiz y papel al alcance de la mano para que en caso de visualizar algo podamos escribirlo, ya que a veces los símbolos, las figuras, las palabras, los números, etc. se presentan por muy pocos segundos, en un tamaño muy reducido o también por su trazado son muy difíciles de recordar. Pueden darse casos en los que los símbolos no representen ningún objeto concreto o no posean ningún patrón geométrico determinado, por ejemplo si están compuestos por líneas asimétricas complejas que hacen prácticamente imposible su retención. En todos los casos, conviene interrumpir el tratamiento o meditación para registrar lo visualizado, porque si esperamos a terminar corremos el riesgo de olvidarnos.

En caso de percibir en algún momento un símbolo que parezca extraño, lo importante es no asustarse ni sobresaltarse ya que todo surge en nosotros, o sea, es propio. Luego podemos hacer meditaciones para intentar conectarnos con su significado (al cual podemos llegar o no) o con alguna sensación que nos produzca concentrar toda nuestra atención en él. Si no podemos recordar nuestra visualización o no logramos asignarle un significado, nos agradeceremos a nosotros mismos por la experiencia y estaremos confiados de que así y todo cumplió con su propósito.

Acá presento dos símbolos que fueron visualizados por una alumna de Primer Nivel durante su autotratamiento. En este caso se pueden ensayar teorías sobre la similitud con otros símbolos e interpretar su significado, pero recordemos que lo más importante es la impresión que generó en el receptor.

Símbolo I - Está en dos colores para facilitar su comprensión. Quienes posean al menos un Segundo Nivel de Reiki encontrarán dos elementos que les resultarán familiares.
Símbolo II - Muy parecido al "Ojo que todo lo ve".
El "Ojo que todo lo ve" o también "Ojo de la Providencia". Se encuentra en los billetes de un dólar.
Imagen: hammer51012

viernes, 23 de julio de 2010

Experiencias con la técnica Byôsen Reikan Hô


Recientemente, durante las prácticas de psicocirugía y escaneo de la energía corporal (Byôsen...) tanto los alumnos como yo percibimos sensaciones muy particulares en el campo energético del paciente voluntario.

La técnica de escaneo de la energía puede aplicarse antes de un tratamiento para tratar de percibir en dónde se necesita transmitir energía específicamente y también se puede usar como parte de otra técnica, en este caso la psicocirugía.

Tanto en la práctica de Primer Nivel como en la de Entrenamiento Avanzado la energía del paciente se manifestaba en ciertas partes del cuerpo con una densidad verdaderamente palpable. Por trazar alguna comparación, en nuestras manos la energía se sintió como si hubiésemos estado tocando una espuma muy suave sobre el cuerpo de la otra persona.

A su vez, las zonas energéticamente más "densas" iban cambiando, pasando de los muslos al abdomen, luego a la garganta, para volver a manifestarse en las pantorrillas, etc. Lo más llamativo es que el paciente por momentos sentía exactamente la zona que estábamos escaneando sin tocarlo ya sea por manifestaciones de calor o frío en el cuerpo, pequeñas vibraciones o temblores y también mediante la visualización de ciertos colores.

Si bien es una técnica bastante difícil de desarrollar y que requiere de mucha práctica, en estas dos ocasiones en particular fue sorprendentemente fácil de sentir en todos nosotros, probablemente porque las capacidades  energéticas individuales estaban potenciadas al ser varios los terapeutas interviniendo en el ejercicio de forma simultánea.

Imagen: Simeon Berg

viernes, 14 de mayo de 2010

Primer Nivel de Reiki, primera prueba

Al comienzo del Primer Nivel, la mezcla de sensaciones puede ser muy variada: ansiedad, quizás un poco de miedo y también dudas acerca de la eficacia de esta nueva técnica. En realidad, todas éstas están presentes a lo largo de nuestras vidas al momento comenzar cualquier actividad de relevancia, y una técnica energética como el Reiki que nos propone un cambio individual muy importante, no es la excepción.

Un alumno de Primer Nivel tendrá que superar ciertas pruebas o resistencias propias, internas, que procurarán mantenerlo alejado de cualquier cambio en su condición de vida actual. El desafío para toda persona que comienza este camino es vencer esa inercia, es decir, romper con la tendencia de dejar todo como está y no modificar nada.

Mi función como Maestro de Reiki en la primera clase del Primer Nivel es informar a los alumnos de esta situación. Les digo que es probable que duden acerca de la efectividad del Reiki, de su capacidad de ser canales de energía, se pregunten si fueron correctamente iniciados, se frustren por no sentir calor en las manos ni ver imágenes o colores durante el autotratamiento, digan que el mismo es muy largo, no puedan concentrarse, no encuentren el momento para hacerlo, etc.

Como Maestros, tenemos que hablar desde el lugar de ya haber vivido todas esas situaciones cuando nosotros mismos fuimos alumnos. Yo por ejemplo dudé acerca de mi capacidad de transmitir energía, me pregunté por qué mis manos seguían frías con el correr de los meses, por qué mis experiencias no eran extraordinarias, etc. Lo que me mantuvo aferrado al Reiki a pesar de esta falta de "evidencias" fue mi constancia y una sensación que tuve al momento de la Iniciación en la sentí una energía recorrer en forma descendente por ambos lados de mi cuerpo en menos de un segundo.

El camino hacia un bienestar mayor está a nuestro alcance, y ese es la Iniciación. Como Maestro, simbólicamente me limito a "mostrar" ese camino y dejar a los alumnos al comienzo del mismo. Puedo hablarles del mío, pero la voluntad de cruzarlo es de ellos y los beneficios posteriores, también.

Ese es el verdadero desafío del aspirante a reikista: animarse a escuchar el llamado que viene desde su interior que lo invita a reconocer la necesidad de un cambio en su vida y a asumir el compromiso de ayudarse y dejarse ayudar por esta energía llamada Reiki.

Imagen: downing.amanda

martes, 23 de marzo de 2010

¿Es riesgoso para el terapeuta dar Reiki?


Los reikistas son personas que tienen la capacidad de canalizar un tipo de energía de una fuente universal ("Rei") para aumentar su energía personal o vitalidad ("Ki").

Al tratar a alguien nuestra energía entra en contacto con la suya, por lo que debemos hacerlo con una preparación mental previa que nos permita poner distancia con sus circunstancias, su camino y lo que le toca vivir y aprender, es decir, evitamos involucrarnos más de lo que corresponde con sus problemas y comprometer nuestra energía personal en el proceso.

De todos modos, durante una sesión de Reiki ocurren manifestaciones que podrían hacernos creer que son producto de algún tipo de desgaste o sufrimiento por parte del reikista. Dentro de este tipo de fenómenos están incluidos los bostezos, el llanto, la tos, los estornudos, etc. Esto ocurre principalmente cuando tratamos a otras personas y es menos frecuente que suceda si estamos tratándonos a nosotros mismos, aunque también hay casos de este tipo. Estos efectos son una consecuencia del intercambio energético con nuestro paciente, es decir, indican que empezamos a transmitir y que el otro empezó a recibir. En cualquier caso, nada de esto se genera por el desgaste del terapeuta, sino que es algo muy común en la práctica diaria en el consultorio.

Pero sí podríamos cansarnos físicamente por una cuestión postural al dar Reiki sobre una camilla cuya altura no nos resulte del todo cómoda o también al realizar algún esfuerzo mental excesivo a la hora de tratar a nuestro paciente, proceso que debería ser muy natural y sin necesidad de forzarlo. En caso de que al tratar a una persona empecemos a sentirnos mareados y con menos energía, deberíamos preguntarnos si inconscientemente nos afectó la situación de nuestro paciente y tratar de tomar consciencia nuevamente de nuestro rol de terapeuta y fortalecernos internamente para poner distancia. En caso de no poder revertir esta situación, deberíamos detener la sesión.

El Reiki es completamente beneficioso tanto para el paciente como para el terapeuta, ya que en definitiva este último es quien primero recibe la energía para luego transmitirla. Durante la práctica del Reiki pueden darse ciertos fenómenos que son perfectamente normales y algunos otros un poco menos frecuentes, pero en ningún caso nos vamos a enfermar o perjudicar por tratar a un paciente, más allá de sentir algún efecto pasajero.

Imagen: Franck Michel

sábado, 13 de marzo de 2010

La evolución de nuestra práctica de Reiki


Una vez que recibimos la Iniciación de Primer Nivel y cumplimos con el cursado correspondiente, nos toca comenzar a aplicar esta nueva capacidad adquirida.

Las primeras prácticas las realizamos en nosotros mismos por medio del autotratamiento, esto es, aplicarnos Reiki a diario por al menos por 21 días (aunque yo aconsejo un mes). El propósito del mismo es aprender las posiciones básicas en el cuerpo entero, empezar a experimentar las sensaciones producto de la práctica habitual (claro que podría no haberlas, lo cual es perfectamente normal) y sobre todo colaborar de forma sostenida con la limpieza y la activación energéticas que se producen en la Iniciación.

Es entendible que estemos impacientes por tratar a otras personas, pero para ayudar a los demás primero debemos ayudarnos a nosotros mismos, tomar seguridad en nuestro desenvolvimiento como terapeutas y cumplir con los procedimientos que nos fueron enseñados por nuestro Maestro. A medida que sumamos minutos de Reiki podemos desprendernos cada vez más de las formalidades para comenzar a confiar en nuestra intuición.

Originariamente, tanto Usui como Hayashi hacían practicar a los alumnos en sus respectivas clínicas por períodos de varios meses. Hoy no pretendemos tal cosa, pero en un cursado regular de Reiki debería estar contemplado realizar un número importante de clases prácticas para afianzar lo aprendido.

Ya superada la etapa de practicar en el aula, nuestros primeros pacientes son naturalmente los miembros de nuestro entorno más cercano, es decir, familiares y amigos. Más adelante, cuando cursamos el Segundo Nivel se nos amplía nuestro público al aprender a enviar Reiki a distancia. En mi caso particular, a partir de esta última técnica empezaron a producirse aisladamente algunos episodios de percepciones muy fuertes, todos ellos espontáneos y sin intención de buscarlos.

Si es que tenemos pensado dedicarnos a dar terapia como forma de vida, terminado el Tercer Nivel empieza un camino muy personal en el desarrollo de nuestra práctica como reikistas y sobre todo se define nuestro estilo, es decir, utilizamos ciertas técnicas más afines a nuestros gustos, modificamos algunas otras y estructuramos nuestros tratamientos en relación a la cantidad de sesiones, su orden, la frecuencia, etc.

Imagen: Rosmarie Voegtli

jueves, 4 de marzo de 2010

¿Cómo me acerco al Reiki?


Esa es una pregunta prácticamente de rigor para quien vez tomó por primera vez conocimiento de este sistema y decidió darle una oportunidad de cambiar su vida.

Podemos enterarnos de la existencia de Reiki de diversas formas: conocemos a alguien que está estudiando, escuchamos en la radio acerca de los beneficios de un tratamiento, etc. ¿Pero cuál es la mejor forma de introducirnos en este sistema? Si bien el "cómo" es una cuestión muy personal, hay algunas pautas que pueden ayudar a que decidamos por una opción o por otra.

Uno de esos factores es la experiencia particular de alguien conocido, cuya "garantía" personal puede ser muy influyente en nuestra decisión. Este podría ser el caso de una persona que recibió un tratamiento de Reiki y nos aconseja hacer lo mismo ya que tuvo resultados muy satisfactorios o alguien que esté muy contento con su Maestro de Reiki y con lo que está aprendiendo en las clases.

En el caso de una persona muy ávida de conocimiento, que se interesa por todo y le llamó la atención cómo es eso de transmitir energía a través de las manos, probablemente le resulte más interesante la opción de inscribirse en un Primer Nivel, recibir su iniciación y convertirse ella misma en reikista.

Puede suceder también que quien está interesado en Reiki cargue con emociones muy viejas y arraigadas en su vida. Lo que habría que considerar en tal caso es si esa persona se siente lo suficientemente segura de trabajar por sí misma esas emociones luego de ser iniciada en el Primer Nivel o si prefiere abordarlas primero con un tratamiento de Reiki para luego sí comenzar a estudiar.

Sabemos que luego de una iniciación empieza un proceso de movilización emocional que, sin exagerar, durará seguramente toda la vida, como nos sucede a todos quienes fuimos iniciados en Reiki. Esa transformación podría ser particularmente intensa al comienzo, dependiendo de qué tan profundas sean las "huellas" de la experiencia de vida del alumno.

Si la persona llegara a no sentirse segura o dispuesta a realizar el autotratamiento correspondiente al Primer Nivel en este contexto, yo aconsejaría realizar un tratamiento primero para que ese abordaje inicial sea más controlado y amable, todo esto dentro de un consultorio.

Como verán, el acercamiento inicial con Reiki es una cuestión muy propia, pero lo importante es saber que siempre hay una opción que se adapta a cada caso en particular.

Imagen: Martin Fisch

viernes, 19 de febrero de 2010

¿Qué significa ser Maestro de Reiki?


Cuando hablamos de un Maestro de Reiki nos referimos a una persona que recibió, de manos de otro Maestro, la capacidad de Iniciar y formar reikistas, es decir, alguien que está capacitado y habilitado para enseñar Reiki.

En este sentido, un Maestro de Reiki no es una persona que logró tan elevado nivel espiritual que se hizo merecedor del título (como podría ser el término "sensei" en Japón, que es una calificación que se gana), sino que se refiere a la docencia y enseñanza del método.

Como Maestros de Reiki formamos parte de una comunidad junto a todos los otros Maestros del mundo y a la vez estamos unidos con el pasado y la tradición a través del linaje. El linaje es la serie de Iniciaciones que nos une con Mikao Usui, el creador del Sistema. En otras palabras, los niveles de mi linaje (en forma ascendente) lo conforman mi Maestro, el Maestro de mi Maestro, y así sucesivamente hasta llegar al escalón más alto que es Usui.

Mi linaje es el siguiente:

   * Mikao Usui (Japón)
   * Chujiro Hayashi (Japón)
   * Hawayo Takata (Japón)
   * Phillys Furumoto (Estados Unidos)
   * Carol Farmer (Estados Unidos)
   * Leah Smith (Estados Unidos)
   * William Lee Rand (Estados Unidos)
   * Claudio Márquez (Argentina)
   * Sebastián González Dogliotti (Argentina)

Esta pertenencia a su vez nos compromete a resguardar el Sistema y a transmitirlo respetando lo que nos fue enseñado, siempre a través de la claridad y la verdad. Uno de estos compromisos es, por juramento, no utilizar la enseñanza del Reiki como bien de intercambio. A su vez, también tenemos obligaciones para con nuestros alumnos. La principal es ser generosos con nuestro conocimiento, ya que retener información no es ético y perjudica de forma notable al Sistema con el correr de las distintas generaciones de Maestros.

Para cumplir su tarea, el Maestro de Reiki tiene a su disposición las Iniciaciones. Una Iniciación es el punto de partida a través del cual el Maestro (de la disciplina que sea, no solamente de Reiki) le indica el "camino" al alumno para que por su propia cuenta lo recorra y viva las experiencias que están esperando por él. En el Reiki, este camino es la cualidad de ser canal de Energía Universal para toda la vida.

A través de la aplicación de esta nueva capacidad sobre nosotros mismos se producirán cambios en nuestras vidas que serán únicos para cada reikista y en esto precisamente consiste el recorrido personal. Un Maestro podrá contar sus vivencias personales y transmitir consejos fruto de su práctica individual pero lo más importante es experimentar por nuestros propios medios los conocimientos recibidos, proceso que todo Maestro de Reiki debe incentivar en sus alumnos.

Imagen: Reginald Pentinio

sábado, 13 de febrero de 2010

Caso Cabezas: la radiestesia colaboró con la investigación

Mirando páginas por internet, una búsqueda me llevó a la otra y terminé en encontrando un artículo que acerca de cómo el ingeniero agrónomo Néstor Vinelli (ex rector y profesor de la Universidad de Lomas de Zamora) utilizó la radiestesia (o rabdomancia) para encontrar la cámara del fotógrafo José Luis Cabezas, asesinado en Pinamar el 25 de enero de 1997.

Confieso que me acabo de enterar de esta noticia minutos antes de escribir este artículo, pero me pareció tan importante para el reconocimiento social de estas prácticas paracientíficas que me decidí a escribir sobre esto.

La radiestesia es una antigua práctica que consiste en la utilización, generalmente, de varillas de metal en forma de "L" para la detección de agua, personas, objetos, etc. Miles de años atrás el instrumento por excelencia era las horquetas en forma de "Y". Otro método muy utilizado es el del péndulo, instrumento que requiere mucha más destreza y sensibilidad.

El principio de la radiestesia es que todo vibra en este sentido, nuestro cuerpo actúa como receptor de esas vibraciones. En el caso que nos ocupa, el radiestesista Nértor Vinelli se valió de una cámara Nikon F4, exactamente igual a la que llevaba José Luis Cabezas el día de su muerte. El radiestesista necesita conectarse con la vibración del elemento, tocarlo y que el instrumento de radiestesia que se va a utilizar esté también en contacto con él.

Una vez superada esta etapa de conexión previa comienza la búsqueda propiamente dicha. En este momento el radiestesista pone toda su intención en conectarse con el objeto buscado y utiliza las varillas como amplificador de las señales que va recibiendo. Por trazar una analogía con las ondas de radio, la persona actúa de antena y la varilla oficia de parlantes.

La práctica radiestésica puede ser mentalmente muy estresante en sí misma y también por los factores que motivan su práctica, por ejemplo encontrar una persona desaparecida. En estos casos, la ansiedad y la tensión pueden ser tan grandes que algunos radiestesistas luego de un tiempo no realizan más este tipo de búsquedas.

Otro aspecto que me pareció sumamente interesante para la publicación de este artículo es que el radiestesista del caso Cabezas fue un ingeniero. Esto demuestra que es posible que una persona "de ciencias" a su vez confíe en estos métodos tradicionales basados en principios energéticos tan avanzados que aún hoy son resistidos por gran parte de la sociedad.

Este es el fragmento de una nota aparecida en el diario La Nación Online el 18 de mayo de 1997 que trata el rol de la radiestesia en el caso Cabezas:

UN ESPECIALISTA EN RADIESTESIA SEÑALÓ DÓNDE ESTABA LA CÁMARA

Varilla: con este simple elemento, el ingeniero agrónomo Néstor Vinelli guió a los investigadores del caso Cabezas hasta el arroyo donde estaba su máquina.

El hallazgo de la cámara fotográfica de José Luis Cabezas, que se convirtió anteayer en uno de los hitos de la investigación por el asesinato del reportero gráfico, se concretó gracias a la combinación de la radiestesia y de Néstor Vinelli.

La radiestesia es un arte históricamente utilizado para la búsqueda de agua, que requiere de una varilla de madera o de metal en forma de V y de una persona sensible que sepa interpretar sus vibraciones.

Vinelli fue quien jugó el rol del sujeto sensibilizado para la búsqueda de la herramienta de trabajo de Cabezas. Este ingeniero agrónomo de 83 años -ex rector y profesor de la Universidad de Lomas de Zamora- no dudó en aceptar el curioso pedido de un viejo amigo, Bartolomé Llobet, actual director de Defensa Civil de la provincia de Buenos Aires.

"Con Llobet trabajamos juntos en el diseño de la reserva ecológica de Lomas de Zamora. Ahora se desempeña para la Secretaría de Seguridad de Carlos Brown. El me propuso que aplicara la radiestesia en el caso Cabezas y no pude negarme", relató acerca de cómo se conectó con los hombres de Víctor Fogelman.

"Me sentí feliz"

Sobre el exitoso resultado de la tarea de exploración para dar con la cámara del fotógrafo, iniciada el miércoles y culminada 48 horas más tarde, expresó: "Cuando vi a los padres del muchacho llorando porque reconocían la pieza con la que había trabajado el hijo y la identificaban con su recuerdo, me sentí feliz de haber colaborado en esclarecer un hecho tan importante".

El ingeniero Vinelli comenzó a dedicarse a la radiestesia hace 40 años y fue perfeccionando la técnica por razones profesionales. "Aprendí el método cuando era estudiante, en mis clases de Hidráulica Agrícola. Como asesor de dueños de campos, me especialicé en la búsqueda de agua que sirviera para el riego. Y logré un gran conocimiento de este arte vinculado a la ciencia, con fundamentos muy difíciles de explicar".

Para la búsqueda de la Nikon F4 del fotógrafo de Noticias, el actual director de la Escuela Municipal de Arboricultura, Jardinería y Ecología Aplicada de Lomas de Zamora, empleó el mismo elemento que enseña a manejar a sus alumnos.

Detalles de la búsqueda

"Una varilla de alambre acerado, un poco oxidado, en forma de V. Después de sensibilizarme con el objeto que necesito hallar, la tomo por los extremos y emprendo la tarea", señaló Vinelli.

El miércoles se subió al auto de los investigadores del homicidio del reportero gráfico y, varilla en mano, recorrió los más de 60 kilómetros de la ruta 11 que se extienden desde la cava de General Madariaga donde fueron encontrados el auto y el cuerpo calcinados de Cabezas hasta el canal 1, en General Conesa.

"El primer día, realicé en el camino unas diez marcas provisionales de sitios donde podía estar o haber estado la cámara", describió.

Pero destacó que fue indispensable sensibilizarse con una máquina fotográfica similar a la de Cabezas para confirmar el lugar exacto de su paradero. "Después de que el jueves tomé contacto con ese modelo de cámara, no tuve dudas cuando la varilla vibró sobre el agua del canal 1: allí estaba, o había estado y había sido arrastrada por la corriente, la máquina que buscaba", sentenció.

La labor de los buzos tácticos al día siguiente confirmó la primera posibilidad: la cámara que el fotógrafo de Noticias llevaba con él la noche en que fue asesinado fue rescatada del arroyo.

"También señalé otros puntos en los que puede haber más objetos pertenecientes a Cabezas, como una billetera. Aunque ya pasaron tres meses y en esos pastizales se efectuaron rastrillajes y cortes de vegetación, espero que las inspecciones resulten positivas. Mi trabajo ya concluyó", comentó el experto en radiestesia.
El artículo completo:

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=69118

Imagen: dragonfy1

martes, 9 de febrero de 2010

Reiki en el deporte

La alta competencia, sumada al elevado nivel de estrés y a conflictos personales de los deportistas (como cualquier otro ser humano), llevan a lesiones de distinta gravedad que pueden entorpecer e incluso poner en peligro la carrera profesional.

Dentro de toda la gama de recursos terapéuticos de los que se disponen hoy día, Reiki es un gran complemento a los tratamientos convencionales, contribuyendo desde el punto de vista energético a una más rápida recuperación.

La vida útil del deportista parece haberse alargado últimamente debido a varios factores, entre ellos las mejoras tecnológicas aplicadas a la medicina, la nutrición, un entrenamiento físico mejor planificado que le aporta mayor vida útil al cuerpo y más recientemente la incorporación de la psicología al deporte.

En este sentido, Reiki tiene mucho por aportar a la carrera de un deportista. No se trata de aplicar Reiki solamente cuando los tratamientos convencionales alcanzan sus limitaciones, sino más bien acompañar todo el proceso para que estos también alcancen su máxima efectividad; eventualmente podría lograrse resultados tan importantes como lograr volver a competir antes de lo previsto estadísticamente o evitar un retiro prematuro de la actividad deportiva.

Las sesiones de Reiki no interfieren con ningún tratamiento médico ni de rehabilitación física, sino que aportan relajación muscular y aceleran los tiempos de cicatrizado y de soldadura de huesos, entre otros posibles beneficios físicos.

Imagen: VozdoSeven3

domingo, 24 de enero de 2010

Las subpersonalidades y el perdón


En todo proceso de sanación emocional, el perdón es un elemento clave a la hora de liberarnos de sentimientos que dificultan nuestro crecimiento personal.

El primer paso para llevar adelante esta valiente decisión es conectarnos con lo que verdaderamente sentimos, es decir, convencernos a nosotros mismos de que tenemos derecho a estar enojados, avergonzados, culposos, etc. y poder reconocer esas emociones como propias; después de todo, no podemos cambiar lo que no sabemos o no hemos reconocido que existe.

Perdonar es dejar de reclamar; pero no es un acto instantáneo, sino un hábito, una forma diferente de ver la vida que se construye de forma progresiva. El perdón que se erige sobre enojos y culpas es un perdón sin cimientos, que no tendrá cómo resistir ante la menor puesta a prueba; reconocer entonces nuestras emociones es preparar el terreno para una determinación sólida y duradera.

Pero quizás lo más importante y difícil a la hora de perdonar es entender que todos tenemos una personalidad compuesta a la vez de distintas subpersonalidades. En otras palabras: por momentos actuamos bajo la personalidad miedosa, en otros nos valemos de la agresiva, la divertida, la melancólica, la valiente, etc. Desde este punto de vista, los seres humanos somos más que la suma de nuestras partes ya que ninguno de estos aspectos nos gobierna la totalidad del tiempo. A esta unidad por encima de las subpersonalidades se la suele definir, según el autor, como Yo Superior, Yo Esencial, Yo Verdadero, Yo Divino, etc.

Si logramos internalizar verdaderamente este concepto, daremos un paso muy importante a la hora de conocer a las personas, porque seremos conscientes de que son el resultado de la influencia del entorno familiar, los educadores, las circunstancias de la vida, la cultura en general, etc. Todos estos son condicionantes para que un bebé recién nacido y esencialmente puro tome diversos caminos en el proceso de su crecimiento y que llegada la edad adulta desarrolle múltiples subpersonalidades que afecten en mayor o menor medida a la gente con la que se relaciona.

Por supuesto que todo esto se aplica antes que nadie en nosotros mismos. Cuando logramos entender que nuestras acciones no definen nuestra esencia sino que están teñidas de miedo, amor, enojo, coraje, etc. entenderemos que aunque no parezca, siempre hicimos lo mejor que pudimos. A partir de ese momento estamos en condiciones de asumir esas distintas subpersonalidades e incorporar el perdón a nuestras vidas para liberarnos de las ataduras que impiden nuestro desarrollo como seres humanos merecedores de felicidad.

Imagen: Juliana Muncielli

jueves, 21 de enero de 2010

Las aplicaciones del Reiki en la vida cotidiana

 
Si alguna vez leímos que el Reiki consiste en la transmisión de energía, que es una técnica de crecimiento personal, de transformación emocional y que mejora la salud física, seguramente nos preguntamos cómo lo podemos aplicar en la vida diaria.

Cuando comenzamos cualquier Nivel de Reiki tenemos que cumplir un período de autotratamiento para aprovechar y acompañar la limpieza energética recibida en la Iniciación. Tarde o temprano, alguien de nuestro entorno más cercano se interesará por esto que estamos aprendiendo y nos pedirá que le demos Reiki para aliviar alguna dolencia menor como puede ser un dolor de espalda o de cabeza, lo cual servirá para introducir a esta persona en el mundo del Reiki, aunque más no sea, por simple curiosidad.

Si tenemos mascotas, podemos darles Reiki preferentemente cuando están cansadas o dormidas e incluso durante el autotratamiento no es raro que se acuesten a nuestro lado mientras llevamos adelante la práctica, o luego de que hayamos terminado se echen a dormir en ese mismo ambiente ya que al quedar energéticamente limpio les resultará mucho más agradable (los perros en particular detectan muy bien este tipo de lugares).

El Reiki también puede ser utilizado para tratar nuestros alimentos, el agua de consumo propio y la que usamos para regar las plantas. En este sentido, se pueden tratar macetas, troncos, ramas, fertilizantes naturales y hasta las semillas antes de ser sembradas.

El uso creativo del Reiki hace que sus aplicaciones sean múltiples. Con el tiempo, como reikistas vamos ganando confianza y comenzamos a valernos de esta herramienta para mejorar tanto a nivel personal como también para ayudar a todo aquel que nos lo pida.

Cuando nos convertimos en practicantes de Reiki comenzamos a irradiar ese cambio a nuestro entorno y con eso cumplimos con lo que fue en definitiva el propósito de Usui al crear este Sistema: lograr una vida apacible y guiarnos tanto a la felicidad como a la salud.

Imagen: Alejandro Mallea

martes, 12 de enero de 2010

Seminario de Primer Nivel de Reiki - Comienzo: sábado 6 de febrero de 2010

Dicho seminario tendrá una jornada de duración y se llevará a cabo el sábado 6 de febrero de 9:30 a 15:30.  Se estudiarán los siguientes contenidos:
  • Orígenes de Reiki: vida y obra de Sensei Mikao Usui. Los 5 preceptos espirituales de Reiki
  • Los chakras: introducción al concepto de equilibrio energético y su relación con el bienestar general
  • ¿Qué son las sintonizaciones de Reiki?
  • Autotratamiento básico de 12 posiciones. Introducción a los tratamientos a otras personas
  • Reiki a plantas, animales y gemas

¡Por favor reservá tu lugar con anticipación! - Cupos limitados.

lunes, 11 de enero de 2010

Programa de Estudio de Entrenamiento Avanzado (Tercer Nivel Tibetano)

  • Diferenciación entre sistema Usui Tradicional con el Tibetano
  • ¿Qué es el Entrenamiento Avanzado? Origen de los símbolos del Sistema Tibetano (Según W. Lee Rand)
  • La energía Kundalini
  • Respiración Hui Yin y órbita microcósmica
  • Soplo violeta o soplo del dragón de fuego
  • Meditación Reiki (autotratamiento de Entrenamiento Avanzado).
  • Meditación Reiki en movimiento
  • Terapia de la columna
  • Símbolo Adicional
  • Interacción de los campos energéticos humanos o auras
  • Aurashield (escudo del aura)
  • Limpieza energética de ambientes
  • Sintonización de sanación
  • Puntos Marma
  • Psicocirugía (remoción de bloqueos energéticos localizados)
  • El símbolo Antahkarana
  • Red de cristales para envío de Reiki a distancia