viernes, 9 de septiembre de 2011

Curso de Lengua y Cultura Guaraní a cargo del Ateneo Regional Rosario

El Ateneo de Lengua y Cultura Guaraní Regional Rosario informa que está abierta la inscripción al curso de Lengua y Cultura Guaraní (Nivel inicial) que se dictará los días viernes de 17:30 a 20:30 en la Casa Paraguaya de Rosario, calle Buenos Aires 1558.

Director: Prof. Lic. Ignacio Báez Profesora: Elsa Noemí Recalde Arrúa
Profesor adjunto: Lucas Palacios.

Inicio de clases: 9 de septiembre.
Duración: 3 meses.


Informes e inscipción:

Elsa: (0341) 156 103388
Lucas: (0341) 155 708253

lunes, 5 de septiembre de 2011

Los maestros espirituales en nuestra vida cotidiana

Cuando pensamos en la palabra maestro, automáticamente la asociamos con alguien que despierta admiración y respeto en nosotros, ya sea por su conocimiento, generosidad, capacidad de contener y guiar, etc. Pero no solamente las personas con estas cualidades tienen cosas para enseñarnos.

Muchas veces los maestros de la vida vienen a mostrarnos como no se actúa, es decir, encarnan el no ejemplo. Hay un dicho famoso que enuncia: Los tontos nunca aprenden de sus errores, los inteligentes aprenden de los errores propios y los sabios aprenden de los errores de los demás.

Si actuamos con sabiduría, veremos que de los errores de los demás también se aprende. Más aún, es probable que en nuestra vida encontremos muy poca gente que nos merezca nuestra más absoluta admiración, pero no por eso debemos sentir que el resto no tiene nada para mostrarnos.
Ver maestros espirituales por todos los rincones implica entender que el otro también tiene un pasado, cosas para decir, errores para cometer, aciertos, virtudes, defectos, diferentes puntos de vista, etc.; en definitiva, ver en la otra persona nuestro igual.

Por otro lado, la vida constantemente nos da posibilidades de recibir sabiduría de los demás. Estar verdaderamente alertas a estas señales implica la posibilidad de aprender una lección para siempre, sin necesidad de volver a vivir una situación una y otra vez.

Si vemos de esta manera nuestro tránsito por el mundo, nos sorprenderemos de la cantidad de enseñanzas que nos aguardan constantemente en la cotidianeidad. De este modo, vivir se convertirá en una aventura y no en algo rutinario y tedioso, carente de motivaciones.

Imagen: h.koppdelaney

jueves, 1 de septiembre de 2011